COMIDA DE NAVIDAD

                      

 

Sábado 13 de Diciembre 

 

Como todos los años  este día se celebró la comida de Navidad que organiza la Asociación.

 

Fuimos llegando al hall del Hotel Nh Center de forma escalonada y comenzaron los saludos entre los socios. Algunos de ellos por diversos motivos, hacía mucho que no los veíamos y la alegría fue grande.

 

A la hora indicada subimos al comedor. Allí nos recibió un cuarteto de cuerda formado por dos violines, una viola y un violoncello, amenizando la entrada de todos nosotros, tocando la Pequeña serenata nocturna de Mozart.

 

 

 

 

 

Cuando todos estuvimos sentados Àngela anunció que comenzaría la comida con un aperitivo musical, que todos ibamos a degustar y que constaría de los siguientes entrantes:

 

                                                                                                  Air de Bach

                                                                                                  Ave Verum de Mozart

                                                                                                  Canon de Pachelbel

                                                                                                  Largo de Händel

                                                                                                  Tangos de Stone

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya veis que no ha sido así. Habéis querido que repitiéramos y aquí estamos de nuevo,  para  desearos como siempre que tengáis Paz, Alegría, Amor, Felicidad… sentimientos muy nobles, que tanto se repiten en estos días, que están muy bien, pero no por  repetirlos año tras año parece que se consigan, más bien al contrario, se desgastan las palabras y en la vida diaria escasean.

 

Escasean tanto  que este año he preferido,  además de eso,  pediros un poco de imaginación para variar estas fórmulas de buenos deseos por otras, por probar, como por ejemplo: 

 

 

 

                                         

¡FELIZ NAVIDAD Y “CÓMO CAMBIAR EL MUNDO  EN EL AÑO NUEVO” . O esta otra:  DESEO UN  2015 LLENO DE  BUENAS INTENCIONES Y QUE LAS  PONGAMOS EN PRÁCTICA. También podría ser: TENGAMOS UN 2015 CON NUESTROS CINCO SENTIDOS BIEN ALERTAS Y RECEPTIVOS PARA DETECTAR LAS NECESIDADES SOCIALES MÁS URGENTES…

 

Bueno, sin frivolizar lo anterior,  no olvidemos que somos abuelos, la mayoría ya jubilados, y que nos hemos ganado el derecho a disfrutar lo que podamos y lo que nuestros achaques nos permitan.

 

 

 

Esta era la sorpresa que nos habían anunciado cuando se       hizo la convocatoria para la comida. Sin duda fue del agrado   de todos nosotros.

 

La comida, como viene siendo habitual en este tipo de               eventos, transcurrió en un ambiente muy bueno de amistad y camaradería.

 

En los postres Blanca nos felicitó a todos las fiestas con           estas entrañables palabras:

 

"Hace un año, en este mismo lugar os decía que quizá fuese el último en el que me dirigiera a vosotros  para felicitaros la         Navidad porque terminaban los cuatro años de mandato de       la Junta Directiva que presido y entrábamos en fase electoral.        

Antes de pasar a los brindis,  un recuerdo  para los ausentes    y una muy  cordial bienvenida a los nuevos.

 

 

Y para todos  ¡FELIZ NAVIDAD! levantemos nuestras copas y  BRINDEMOS Y CANTEMOS NUESTRO YA   TRADICIONAL Levantemos nuestras copas"

 

Puestos en pie cantamos, brindamos y nos felicitamos

 

1/12

 …Tras las palabras de felicitación de Blanca, tocó el turno a nuestro compañero Paco Uviedo; después de asegurarse de que por allí no andaba el “Pequeño Nicolás”, con su peculiar modo y manera de decir las cosas, nos habló de éste tiempo de Navidad que viene envuelto en un aire de charanga y pandereta, con el señuelo del cava y los jamones de Guijuelo y las sugerentes promesas de “El Corte Inglés”. En fin, como todas las anteriores.

 

  Como ya es costumbre en él, nos  felicitó con éste soneto:

 

                                     TIEMPO DE NAVIDAD  2014

 

  

 

 

Cercanos ya, Señor , al 24,

como todos los años por ahora,

esperamos, infantiles, que otra aurora

nos encienda las luces del teatro.

 

  Poco nos cuesta soñar –y es barato-:

imaginemos quimeras de esperanza;

esperemos imposibles de bonanza

y escondamos nuestros duelos por un rato.

 

  Mientras, rueda nuestra piedra al infinito;

unos vienen, otros se van, y aquí estamos,

desde antaño, persiguiendo nuestro mito.

 

  Seguiremos a la greña con la Historia

y, soportando al político (in)correcto,

daremos otra vuelta a nuestra noria.

 

                         *  *  *

  ¡Sursum corda, amigos! ¡Sí podemos!,

que no hay mal que dure los cien años;

y, si frágiles somos a los daños,

la razón serena el alma… y la tenemos.

 

                                Valencia, Navidad de 2014.

 

 

Con mi mejor voluntad para que cada uno sea feliz hasta un paso más de donde le sea posible y, sobre todo, sobre todo con el intento de hacer felices a los más cercanos. Os abraza   Paco Uviedo

 

Y asi terminó la Comida de Navidad del 2014.

 

Ahora a esperar el Dia del Socio para poder departir y vivir momentos tan entrañables.